mxcougar@groups.facebook.com

lunes, 31 de enero de 2011

LA TENDENCIA RETRATADA EN LIBROS, CINE Y TV


Pese a que se trata de un fenómeno social consolidado y con historia, los artículos, libros y filmaciones sobre el fenómeno cougar sigue creciendo. Mientras Hollywood lanza la cinta Chéri y el próximo año se estrena The rebound, las cadenas de televisión ABC -con Cougar town- y CBS, con Accidentally on purpose, tampoco se quedan atrás. 

Linda Franklin, exitosa ex ejecutiva de Wall Street, publicó hace poco el libro Don´t ever call me ma´am (Jamás me diga señora), en el que toma el término cougar que considera insultante y lo usa para empoderar a las mujeres. "Lo que se ve en series y películas no muestra lo que sucede con las mujeres en la vida real", dice Franklin. En su opinión, estas mujeres saben cuidarse muy bien, son independientes en lo financiero y están tomando opciones diferentes. Eso para nada las hace estar desesperadas, concluye.

TAMBIÉN EN INTERNET

Christie Nightingale, fundadora de Premier Match (premiermatchmaking.com), un servicio para buscar parejas con tarifas de US$ 6.500 a 50 mil y que tiene una base de datos de 10 mil miembros, dice que se ha producido un salto en el interés de las mujeres entre sus 40 y 50, en conocer hombres hasta 15 años menor. Sólo el año pasado esta demanda creció 30%. En su opinión, las mujeres mayores con más éxito son aquellas que impresionan por su atractivo, con una actitud segura y juvenil. Ellas atraen a muchos hombres jóvenes, cansados de las mujeres de su edad y que buscan a alguien más madura y con más experiencia.

Alfred Kinsey -biólogo e investigador sexual- decía que las mujeres alcanzan su plenitud sexual después que los hombres y otros estudios lo han confirmado. Por lo mismo, las mujeres mayores y los hombres jóvenes serían especialmente compatibles en el sexo.

"Pienso que los hombres se sienten profundamente atraídos por mujeres experimentadas", dice el sociólogo de la U. de Washington Pepper Schwartz. Según él, la idea de una mujer sexualmente conocedora y apasionada es muy atractiva para muchos varones jóvenes, que enfrentan relaciones condicionadas e inseguras con las mujeres de su edad.

Pero lo económico es también un factor clave. Tanto mujeres como hombres, ya no se sienten incómodos con la posibilidad de que sea ella la que gane más dinero, dicen los sociólogos. Y pese a que es probable que una mujer autónoma no quiera adoptar como pareja a un inútil, también es un hecho que ellas hoy están menos enfocadas en el estatus de su compañero, respecto de lo que sucedía con las mujeres de generaciones anteriores.

COMENZARON LAS BABY BOOMERS

Se trata de un fenómeno que partió, aunque tímidamente al comienzo, en Estados Unidos con las baby boomers, nacidas después de la Segunda Guerra Mundial. Ellas enfrentaron una creciente restricción del matrimonio, ante la disminución en la oferta convencional de hombres dos a tres años mayores. 

¿La razón?: las mujeres fueron postergando la edad para casarse, mientras ellos nunca abandonaron su hábito de unirse a mujeres jóvenes.

Hoy, el número de mujeres que se casa con hombres mucho menores sigue aumentando. Porque la idea de que la mujer debería buscar un hombre que cuide de ella, que sea más educado, tenga un mejor trabajo y gane más dinero, simplemente, ya no tiene vigencia, dice a The New York Times, Sandra L. Caron, profesora de relaciones familiares y sexualidad humana de la Universidad de Maine.

Un cambio que María Paz, hoy de 43 años, lo experimentó en carne propia. Hace dos años, Relató cómo, después de varios años de una relación con un hombre algo mayor y separado, conoció al amigo de su hermana menor. Y cómo el pánico que sentía ante la idea de sentirse atraída por un joven 16 años menor la llevó durante meses a no aceptar la posibilidad de una relación. "Nunca le pedí su teléfono ni le di el mío. Me lo negaba a mí misma. Tenía mi vida hecha, casa propia, auto, y él recién estaba en la universidad", recordó. Finalmente se relajó, optó por vivir el momento y que las cosas pasaran, siempre pensando en que la relación sería transitoria. Pero casi sin darse cuenta, luego de un tiempo estaban viviendo juntos y ella, que a los 40 años ya había desechado la idea de ser madre, comenzó a considerar la posibilidad después de que Cristián la convenciera. 

Hoy, Esteban ya tiene un año y 10 meses de vida, y María Paz y Cristián siguen juntos, como una pareja consolidada. Las miradas críticas que, en un comienzo, vinieron del entorno de Cristián, quedaron en el pasado. "Puedo decirles a otras mujeres en mi situación que se atrevan, que vale la pena", dice María Paz.

Un estudio realizado en 2006 en EE.UU., con parejas formadas por mujeres 10 años mayor que los hombres, reveló que la diferencia de edad les importa más a los demás que a ellos. A la mujer le gusta la vitalidad que el hombre joven trae a sus vidas, y a ellos les gusta la madurez y la confianza de la mujer mayor, aunque es un hecho que la diferencia generacional puede facilitar la infidelidad.

Datos del Censo en EE.UU. revelan que estos matrimonios siguen siendo de baja frecuencia (5,4% en que la mujer es cinco años mayor y 1,3% en que lo es 10 años). Pero ambas cifras se duplicaron entre 1960 y 2007, según Andrew A. Beveridge, demógrafo del Queens College, que condujo el análisis. Al mismo tiempo, el matrimonio entre hombre mayor y mujer más joven disminuyó en forma constante hasta 1980 y luego se estabilizó.

Otro estudio, de 2004, que compara preferencias de mujeres de 35 a 50 con las de 20 a 25, demuestra que las mayores están más abiertas a relacionarse con hombres jóvenes o a cruzar la línea en cuanto a raza, religión o estatus socioeconómico. Y una encuesta en 2003 con 2.094 mujeres solteras mayores reveló que el 20% estaba saliendo o recién había salido con un hombre al menos cinco años menor.

En Chile, el fenómeno ha sido más acelerado. Según estadísticas del Registro Civil, si en 1995 el 8% de las mujeres mayores de 40 se casó con hombres de cinco a 10 años menores, en 2000 la cifra aumentó a 12%, en 2006 se elevó a 16% y en lo que va de 2009 llega al 22%.

A lo anterior, hay que sumar las parejas que conviven, respecto de las que no hay cifras. Mujeres con estudios superiores, que estuvieron antes casadas y que no necesariamente están buscando un segundo matrimonio.

que es una mujer cougar o "puma"?

Son admiradas, por ser mujeres de 40 o más años independientes, con una situación económica consolidada y seguras de sí mismas. Pero al mismo tiempo, son temidas por sus pares, que las ven como una competencia peligrosa y seductora en materia de hombres. Y también por ellos, que se asustan ante su autonomía y determinación.

En Estados Unidos ya tienen una denominación: las cougar (panteras, en español), término que las enfurece, porque dicen que la imagen de este animal salvaje, aunque grácil y hermoso, rondando a sus víctimas -casi siempre hombres tan jóvenes que podrían ser sus hijos-, es algo degradante.

Pero lo que se pensó que sería una tendencia pasajera -que alguna vez se personificó en la actriz
Demi Moore, con su marido 16 años menor-, hoy es vista por los sociólogos como un cambio consolidado, donde estas mujeres están redefiniendo el concepto de lo que es la pareja apropiada.

Esto debido a que hoy, según los especialistas, la relajación de las convenciones en las relaciones de pareja se ve tanto en la edad, como en la raza, la religión y el estatus económico.

si crees que falta algo agregale y opinen gracias